Ávila

Historia

Los primeros vestigios de pobladores fueron encontrados en los yacimientos distribuidos por la sierra de Gredos, correspondientes al Paleolítico Superior. Incluida en el territorio de los vetones, ha sido identificada con la ciudad de Obila (Ptolomeo, 2, 5, 9), por lo que la historiografía moderna admite su origen celtibérico. Los restos de su primitivo asentamiento, conservados en el Museo Arqueológico, fueron adscritos anteriormente a época fenicia. Destacan las representaciones de animales bovinos en piedra llamadas verracos, datadas h. s. VIII a.C, que corresponden a la cultura celtibérica posthalls-táttica (Cogotas II). Tras la conquista de Hispa-nia por los romanos pasó a formar parte de la Lusitania con categoría de colonia militar y fue adscrita al Conventus luridicus Emeritensis. Ha sido aceptada la teoría, no confirmada por datos escritos, de la llegada a Ávila de San Segundo (s. I), uno de los siete Varones Apostólicos, para evangelizar a la población. Constituida en diócesis, su sede fue ocupada por Prisciliano en el s. IV. Permaneció bajo dominio musulmán desde 714 hasta 864, en que Alfonso III llevó a cabo la primera ofensiva cristiana sobre la ciudad, y posteriormente volvió a pertenecer a los territorios de al-Ándalus en varias ocasiones como consecuencia de las luchas entre musulmanes y cristianos en la zona, hasta que se produjo la reconquista definitiva de Alfonso VI (1088).

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información