Soria

Geografía

La ciudad de Soria se encuentra emplazada a orillas del Duero, sobre un talud que protege su curso alto en el tramo en que abandona su carácter montano para adentrarse en las primeras parameras meseteñas; es decir, en una zona de contacto entre una región ganadera y forestal, y otra agrícola, cerealística. Se encuentra protegida por los cerros del Castillo y del Mirón, elevada sobre el estratégico paso sobre el Duero del camino natural entre la Meseta duriense y el valle medio del Ebro y las tierras aragonesas. Su térm. mun. se extiende, en su entorno, por ambas márgenes del Duero, entre las sierras del Picazo y de San Marcos, y hacia el S. alcanza el embalse de Los Rábanos; hacia el NO., por el contrario, se prolonga aguas arriba del Duero en una franja relativamente estrecha que finaliza en el primer gran embalse del principal río castellano, el de La Cuerda del Pozo. A Soria pertenece también un extenso enclave emplazado a poniente de este embalse, recorrido por el río Vadillo, que tributa en el Duero en La Cuerda del Pozo, y accidentado por las sierras de Resomo (1.474 m de alt.) y de La Umbría (1.543 m) al N. y por la de Cabrejas al S. Terrenos constituidos por calizas y sedimentos de transición del Cretácico Superior; por calizas y areniscas del Eoceno y por depósitos aluviales del Plioceno y el Cuaternario. Suelos de tierra parda húmeda, pardos y pardo–calizos. Clima mediterráneo continental; temperaturas medias de 1 a 3° en enero y de 18 a 20° en julio; precipitaciones medias anuales entre 500 y 600 mm. Tierras de cultivo, rebollo, encina, pino rodeno, árboles de ribera y desarbolado.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información