Annual y las Guerras Hispano-Marroquies

La penetración española

Si la presencia española en tierras marroquíes se remonta a la adquisición de Ceuta y Melilla, la penetración colonial «clásica» comienza tan sólo en el XIX (1859), tras la pérdida de la mayoría de las colonias americanas, en un intento de conseguir una compensación en otros lugares —nuevos mercados y materias primas en el exterior— para la burguesía empresarial. Sin embargo, España, potencia de segunda fila, como Italia o Portugal, carece de la estructura político-económica, de poder financiero, militar y diplomático suficiente, y arrastra además un lastre de graves conflictos sociales, económicos y políticos internos, como para lanzarse a aventuras coloniales.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información